La Chancha bruja

La leyenda de este personaje cuenta de mujeres con manía de transformarse en este animal, las que amparadas por la oscuridad de la noche, en lugares apartados, recitan conjuros, rezan oraciones diabólicas y realizan un ritual que consiste en darse tres vueltas para atrás y otras tres para adelante, esto según la creencia popular, para tirar el alma por la boca, la que queda depositada en un guacal o pana. Al concluir con este ritual, las mujeres quedan convertidas en chanchas de gran tamaño, agresivas y fuertes, frecuentemente de colores negros y embadurnadas de lodo podrido. Su objetivo es ejercer venganza o causar daño a los hombres y mujeres por causa de celos, rivalidades, despechos o enemistades alimentadas por motivos pasionales. Como “chanchas brujas” andan en las calles y caminos siempre al trote. Apenas divisan a la persona “señalada”, aligeran el trote y comienzan gruñir fuertemente. Ya cerca de la persona, la envisten fuertemente, le dan trompadas y mordiscos en las piernas.
Esta trata de correr y si no lo hace a tiempo, la chancha bruja la derriba al suelo y la golpea hasta hacerla perder el conocimiento. Al día siguiente la victima aparece golpeada y mordida; y con los bolsillos vacíos.

 

Ilustración: Chema Peral

About these ads