Semana Santa. Diversión y tradición

Semana Santa en León. AlfombrasUn año más León se volvió a lucir por Semana Santa, convirtiéndose en destino de miles de peregrinos y turistas que llenaron las calles para acudir a las procesiones que organizaron las distintas iglesias de la ciudad y contemplar las alfombras pasionarias que tiñeron el suelo de multitud de vivos colores.
Las playas de Peñitas y Poneloya también se abarrotaron de gente, en este caso, de jóvenes y mayores que buscaban disfrutar de un relajante baño y asistir a las diferentes fiestas nocturnas que se organizaron.
Un gran despliegue de medios velaron para que los miles de asistentes entre Peñitas, Poneloya y León disfrutaran de sus vacaciones sin incidentes.
Así pues arrancaba una Semana Santa llena de actos para todos los publicos, donde todos y cada uno de los leoneses la viviera de la manera más intensa posible. La recreación quedaba destinada a las playas de Peñitas y Poneloya y León se quedava con la parte más cultural y tradicional que comenzó el Lunes Santo con la procesión de San Benito de Palermo.
Los Lunes Santos llegan a la ciudad de León miles de peregrinos devotos de San Benito, los leoneses  se vuelcan en las calles, adornadas con alfombras pasionarias de aserrín y vistosos arreglos florales por donde realizará el recorrido la venerada imagen de San Benito de Palermo. Madres inquietas por un hijo descarriado, embarazadas ofreciendo a sus hijos para que éstos nazcan bien y familiares pidiendo por la recuperación de un enfermo forman parte de los devotos que cada Lunes Santo llegan donde San Benito para agradecerle por favores recibidos o para cumplirle una promesa.
A las cuatro y treinta minutos de la mañana empiezan a sonar las campanas y las puertas de la Iglesia San Francisco se abren, la feligresía comienza a hacerse presente para acompañar desde muy temprano a su negrito milagroso. Hay quienes entran de rodillas con flores en las manos y lágrimas en el rostro, otros se acomodan en las bancas para escuchar la primera misa del día.
El Lunes Santo se realizan siete misas seguidas, desde las cinco de la mañana hasta las once, entre el intercambio de una y otra entran más feligreses y algunos promesantes barren la Iglesia. A partir de las siete, el atrio del templo se llena de gente cargando baldes con chicha que van a regalar en nombre del “negrito”.  Después de las nueve de la mañana el movimiento es más latente, los promesantes aumentan mientras las misas continúan. A las once es la última, que es oficiada por el Obispo de la Diócesis y aunque ya no hay más Eucaristías la Iglesia continúa llena de devotos mientras se llega la hora de la procesión. A las cinco de la tarde sale el negrito milagroso por las calles de León.
El Martes Santo desde hace más de un siglo en la parroquia de San Felipe se lleva a cabo la procesión de las ánimas, la cual constituye una de las expresiones religiosas más tradicionales en la Semana Mayor, en la cual participaron en esta ocasión centenares de personas. La imagen es acompañada por la Dolorosa, María Magdalena, María esposa de Cleofás, Verónica, San Juan, San Felipe y ángeles. Es la más importante del Martes Santo, es una imponente procesión, lujosa y de las más grandes, cargada por la hermandad de San Felipe. Sale del templo a las 6pm y regresando a las 11 de la noche, es acompañada por dos bandas de marchas fúnebres que se alternan durante el recorrido.
La procesión del Miércoles Santo sale de la iglesia San Sebastián que está ubicada en el barrio que lleva su mismo nombre, la procesión de San Sebastián recorre  algunas calles principales de la ciudad de León.
El Jueves Santo se realiza la Procesión del Silencio, que sacan la mayoría de las iglesias de la ciudad de León y todo el pueblo acompaña esta imagen en su recorrido hasta su entrada a la parroquia.
La procesión del Vía Crucis se realiza todos los viernes durante la cuaresma (40 días antes del Sábado Santo), culminando el propio viernes santo.
El Santo entierro de Sutiava es el más representativo de León, famoso por la calle de las alfombras tradición que año a año atrae a turistas nacionales y extranjeros, ya que refleja el trabajo de los artesanos que elaboran las alfombras de aserrín que inician en tempranas horas de la mañana y permite des de hace 135 años la visita y apreciación del proceso de elaboración.
Las alfombras significan, durante la Semana Santa, uno de los espectáculos visuales más sorprendentes de todo el país, por la noche recibirán la procesión del Santo entierro acompañada por la feligresía leonesa.

Asi transcurre en León una semana llena de cultura, de fe y religiosidad, mientras en Peñitas y Poneloya, la gente se resguarda del sofocante calor de verano, con un fresco o una cerveza bien fría. La tranquilidad de estos pueblos se ve alterada esta semana y las terrazas de restaurantes y hoteles se llenan. En la playa de las Peñitas, cerca del empalme, se prepara la gran fiesta, el “Summer Party” que atraerá a la población desde el jueves hasta el sábado a jóvenes preparados para bailar hasta altas horas de la madrugada.
En la bocana, en Poneloya, como en otros sitios, o casas privadas se montan fiestas, y la música no para de sonar a medida que vamos andando por las calles.
Però mientras parte de la población se disponía a visitar playas, procesiones, extender piscinas de plástico en sus casas o simplemente descansar, pobladores organizados en Brigadas Locales de Respuesta (BRILOR), autoridades, funcionarios y trabajadores de la Alcaldía de León, se disponían para garantizar la seguridad, ornato, limpieza, recreación  en playas y ciudad.Playa de las Peñitas

Mi vida por la tuya
En Poneloya, Las Peñitas y Salinas Grandes, los brigadistas organizados por el departamento de Gestión de Riesgos de la Alcaldía de León, se reunían a tempranas horas para disponerse a las labores diarias
Las Brigadas, conformada por pobladores de dichas poblaciones, rescataron con vida a 55 bañistas, 33 en Poneloya, 10 en Las Peñitas y 8 en Salinas Grandes, mantuvieron vigilancia con lanchas, y participaron arduamente en los rescates de una de las personas que por imprudencia perdieron la vida.

José Bolaños Méndez, destacado integrante de las Brigadas de Poneloya, 18 años de edad, soltero, pescador, esta capacitado, junto a su grupo de 23 jóvenes, en  primeros auxilios, rescates de bañistas, y evacuación ante Tsunamis,
Se unió al grupo desde los 14 años  “porque me apasiona nadar y pasaría todo el día en el agua, pero con el paso  del tiempo ya no lo hago por eso, si no porque siento una necesidad de ayudar a las personas y me siento muy bien haciéndolo, aunque esto implica arriesgar mi vida”.
Señalo como su mejor experiencia “la sensación que siento cuando realizo un rescate exitoso, es lo que me da más fuerza para seguir adelante”.
Como el resto del grupo  trabaja todo el año de forma voluntaria y gratuita,  a diferencia de Semana Santa  en que  la Alcaldía de León, los  incentiva con alimentación y una ayuda económica
A partir de la ejecución del Proyecto BOSAI, financiado por la Agencia Internacional del Japón y gerenciado por el Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres, e INETER, fortalecieron su organización y se capacitaron en  mecanismos de generación  ante Tsunami,  lo que junto a  sus cuatro años de experiencia, les vale para trabajar como facilitadores comunitarios en multiplicación de conocimientos en San Juan del Sur y Nagarote durante la segunda fase de ejecución del proyecto.

Ornato y limpieza en la ciudad
Detrás de las principales procesiones, alrededor de atrios de templos, carreteras y vías de acceso a balnearios, 50 brigadistas de limpieza y 21 trabajadores de Gestión Ambiental de la Alcaldía se aprestaban a levantar la basura dejadas en playas, carreteras, procesiones y pintar cunetas en torno a las iglesias
Recolectaron 274 toneladas de desechos, pintaron 12.5Km de cunetas, lavaron aceras, atrios del arzobispado, la esquina sur del Hospital Escuela, el colegio La Asunción, el antiguo cine Gonzales y el edifico Municipal.

Rehabilitación de vias de acceso, deporte y recreación
Por otro lado, trabajadores de la dirección de Obras Públicas y Proyectos de la Alcaldía, dieron mantenimiento a 3 Km de calles de tierra y vías secundarias en Poneloya, y 2.15 Km de vías de acceso y rutas de evacuación en las Peñitas, para un total de 5.25 Km.
Así también, a partir del Jueves Santo, el departamento de deportes de la Alcaldía, en coordinación con el Instituto de Deportes y Policía, organizaron 72 torneos de fútbol, 28 de voleibol de playa, 15 boxeos y una maratón hacia el balneario de Poneloya, participando 553 atletas. Juegos que inauguro la  alcaldesa de León, Cra Juana de los Santos Roque
Los patrocinadores entregaron a lo ganadores; trofeos, camisetas, gorras, bolsos  y  premios  en efectivos.
Así transcurrió una Semana Santa repeleta de actividades, con una valoración más que positiva por parte de la ciudadania y las administraciones publicas, pero como siempre con la nota negativa del exceso de basura que se tiró en las calles y el mar. Lo que hacia que el lunes posterior las imágenes de las playas fueran desoladoras. Restos de envases, botellas y demás desechos que perduraran en el mar, ensuciando cada vez más nuestras costas.
Reportaje: Evelin Rojas, Maria Jesus Delgado y David Ferran.

Anuncios