Tierra Mística – Hervideros de San Jacinto

En esta ocasión el equipo de Rugido viaja hasta el pintoresco pueblo de Telica como punto de partida para visitar los hervideros de San Jacinto ubicado a 23 kilometros de la ciudad de León por la carretera a Chinandega.
Allá nos relajamos y disfrutamos de los encantos del poblado lejos del ajetreo característico de la ciudad de León, paseando mientras nos cruzamos a los simpáticos Telineses que nos saludan con una grata sonrisa.
Telica es considerado por muchos el lugar idóneo para aprovechar las calurosas tardes en los fines de semana por su ambiente tranquilo, relajado, por la amabilidad de sus anfitriones y puede, entre otras muchas cualidades, presumir de ser la población con más seguridad ciudadana, siendo por ello, escogida por muchos Leoneses como residencia, considerando los escasos kilómetros que la separan de la capital.
Los hervideros, integrados dentro de la cordillera volcánica de los Maribios, se encuentran en las cercanía de San Jacinto. Desde allá se nos presenta como una pintura abstracta el  imponente  volcán Telica que resguarda en sus faldas el volcán San Jacinto. Es aquí donde dislumbramos estupefactos el extraño fenómeno natural que son los hervideros.
Este raro espectáculo es producido por el magma que, a través de un sistema de fracturas (asociadas a la cadena volcánica) y fisuras locales en la corteza terrestre, calienta las aguas subterráneas, alimentadas por las lluvias. Esta combinación caprichosa desarrolla un sorprendente escenario en el que es posible sentir como la tierra esta viva, viendo como explotan las burbujas de lodo como si el cántaro de una bruja se tratase. El humo con olor a azufre producido por el vapor y otros factores ambientales asciende desde las grutas densamente envolviendo el entorno y creando un ambiente con cierto carácter místico que nos atrapa unos segundos denotando la transcendencia del entorno.
Son muchos los visitantes que aprovechan la ocasión para untarse parte de este lodo animados por la leyenda que envuelve las características dermatológicas y cutáneas con baños naturales de barro que según los nativos nutre la piel a la vez que disuelve las arrugas y imperfecciones.
No es extraño encontrar a infantes que se ofrecen para compartir un tour turístico a cambio de algunos pesos. Por las necesidades de la situación, no se puede considerar explícitamente una explotación infantil alarmante ya que en general esta actividad no influye en la escolarización de los chavalos, incluso son muchos los turistas que aprecian su labor y en general, aportan al lugar un carácter folclórico con sus ventas de artesanías.

Mejorando la comunidad
E. Chavarria junto la comunidad se encargan de llevar a cabo toda la labor de preservación y planificación de la zona de los hervideros. Son muchos los proyectos que ha conseguido desarrollar en beneficio de la comunidad en los escasos meses que preside el cargo. Los beneficios generados por el turismo que visita el lugar atraído por los encantos de la zona, se reparten de manera social entre los habitantes de la comunidad, distribuyendo medicamentos a quien lo solicite, donando una canasta básica a las familias de los difuntos y otros proyectos de preservación como la construcción de calles de hormigón o instaurar una brigada de limpieza que complementa a la que aporta la Alcaldía.

Bus expreso (salen cada 40 minutos) desde León hasta San Jacinto y tomar la “parada de los hervideros”, o “en la venta”. aprox. C$ 12.
 El horario de atención es de las 7 de la mañana a las 5 de la tarde, todos los días.Reportaje: Ivan Piqué
Fotos: David Ferran A.
Anuncios