El Padre sin cabeza

En el ano 1549, en la ciudad de Leon Viejo, los hermanos Fernando y Pedro Contreras, hijos del segundo Gobernador de Nicaragua, Don Rodrigo de Contreras y Dona Maria de Peñalosa, planearon la muerte del Obispo en tierra firme, Gray Antonio Valdivieso, quien era defensor de los indios contra la crueldad de los encomenderos. Fray Antonio de Valdivieso fue asesinado por el capitan Juan Bermejo y asi pudieron los Contreras repartirse la Provincia, su poblacion y su riquezas. En castigo por el sacrilegio cayeron muchas desgracias y surgieron muchas leyendas entorno de Leon Viejo.
Una de ellas es la del padre que fue decapitado de un solo machetazo en el atrio de la Iglesia, la cabeza rodo hasta el lago y levanto una inmensa ola que sumergio en agua a la ciudad. El padre sin cabeza viste sotana y zapatos negros, de su cuello cuelga un rosario y de su cintura prente un cordon del que cuelga una campana que no deja de sonar mientras camina para visitar los templos de las diferentes ciudades. Unos dicen que anda bucando su Iglesia, otros dicen que solo aparece en Jueves y Viernes Santo y que cuando llega a una iglesia hace reverencias frente a la puerta
del perdon.

Anuncios