Desarrollando y destruyendo

El municipio de Telica se localiza en la zona media de la planicie occidental de Nicaragua, en el departamento de León, tiene una  Extensión Territorial  de 400 Km²

El municipio se caracteriza por tener un clima tropical seco y cálido; que favorecen una vegetación Semixeofila  (bosques de maderas, tales como Pochote, Genízaro, Cedro, Madroño, etc.). Su sistema montañoso – volcánico está representado por una sección de la Cordillera de los Maribios o Marrabios, destacándose las alturas de El Cacao, Agüero, Divisadero y El Carrizal. De la cadena volcánica forman parte dentro de su jurisdicción, los volcanes Telica y Santa Clara. Cuenta con un solo río que lleva su mismo nombre.

Las principales actividades económicas del municipio son la Agricultura y la  ganadería y en menor escala el sector servicio e industria.

Los pobladores de Telica, vivieron su auge económico durante el cultivo del algodón porque éste generaba miles de empleos durante todo el año, sobre todo en épocas de corte. Se cuenta que sólo de este pueblo salían diario hasta 15 tráileres llenos de obreros agrícolas a trabajar en las distintas fincas de algodón del departamento.

Después de la caída del algodón  las posibilidades de sobrevivir se fueron dificultando, unos tuvieron que emigrar y otros se quedaron sobreviviendo de los recursos naturales como la leña, el carbón, el uso de las maderas preciosas para muebles, el despale para sembrar granos básicos entre otros.

Esto ha creado un despale indiscrimado en las faldas del volcán Telica lo cual trae consecuencias como el aumento de la temperatura, la erosión de los suelos, la sequía,  el alejamiento de las lluvias y la extinción de especies como el Garrobo y otros, sin embargo la naturaleza no esta encontra del aprovechamiento de sus recursos el problema es que lo hacemos irracionalmente.

Ante este problema La Alcaldía de Telica, formo un Gabinete Ambiental conformado por representantes de la Alcaldía, representante del MINSA, Policía Nacional, Marena y sociedad civil. El trabajo de esta comisión era controlar y proteger los recursos naturales que todavía tenemos, sin embargo esto no tuvo éxito debido a la falta de interés de los organismos e instituciones involucradas.

Sin embargo, es ilógico que detengan y le decomisen la leña a un campesino que vive de la venta de leña seca para la manutención de su familia y no a personas que trafican camionetadas de madera preciosa con rumbo al departamento de León de forma ilegal y si son detenidos, pagan soborno y los dejan pasar, esto quiere decir que en primer lugar no se cumple la ley para todos por iguales y si se cumple es aplicada al que de verdad necesita de este recurso natural para sustentar a su familia.

Las posibles soluciones a este problema son proveer a los campesinos que tengan parcelas en las faldas del volcán de plantas para que las siembren en la época de invierno y las cuiden hasta que puedan sobrevivir por si solas para que puedan cortar y vuelvan a sembrar.

Aplicar la ley a las personas que corten madera preciosa con fines de lucros.

Hacemos un llamado a los jóvenes para participen en grupos ecológicos, se organicen y realicen proyectos a beneficio de su comunidad.

Debemos ser conscientes del enorme problema que se nos viene si seguimos destruyendo lo poco que tenemos en la comunidad. Asimismo, es importante recordar que el mundo no va a durar para siempre, el es como una planta, lo tenemos que cuidar y nuestro planeta es para que todos lo disfrutemos.

Reportage: Francela Chevez

Foto: Archivo

Fuente: Plan de Desarrollo Municipal.

Anuncios